¿Cuál es el mantenimiento del sistema de enfriamiento de un refrigerador?

mantenimiento sistema de refrigeracion
Por dobuss

Si tienes cámaras frigoríficas industriales, La falta de mantenimiento es uno de los principales factores que provocan un fallo en nuestro sistema. Las revisiones periódicas, por lo menos una vez al año, mantendrá el equipo en buenas condiciones y corregirá situaciones que pueden causar fallos evitando elevados costes de reparación.

¿Qué es el mantenimiento de refrigeración?

El mantenimiento en sistemas de refrigeración es la programación preventiva de actividades de inspección de los equipos, tanto en limpieza como en calibración. Ésta debe llevarse a cabo de forma periódica con base a un plan de aseguramiento y control de validez. El propósito de este mantenimiento es prevenir fallos y mantener los equipos en un estado óptimo.

¿Qué controla el sistema de enfriamiento?

El termostato es el dispositivo que se utiliza para regular la temperatura de funcionamiento de un sistema de refrigeración. Es el encargado de encender y apagar el compresor del circuito frigorífico cuando detecta que se ha llegado a límites de frio elevados.

¿Qué tipo de mantenimiento se debe dar en el sistema de enfriamiento?

El mantenimiento del sistema de enfriamiento, conlleva las siguientes fases:

  • Limpieza del recinto: aunque parezca muy obvio, la limpieza del recinto donde va colocado el equipo de refrigeración y la eliminación de suciedad de este como el polvo, evita que al evaporar pueda absorberse partículas que bajen el rendimiento del sistema. 
  • Revisión del recinto: revisar el estado del aislamiento, juntas, hermeticidad de puertas o cierres evitará pérdidas en el recinto llevando al sistema de refrigerador a un sobre trabajo
  • Desescarche del evaporador: la función de desescarche consiste en la eliminación del hielo alojado en el evaporador. Ésta se produce periódicamente de forma manual o automática y mejora el rendimiento del sistema y evitamos fallos. El desescarche de forma automática puede realizarse por agua, aire, resistencia eléctrica o gas caliente. El desescarche de forma manual se realiza apagando la unidad condensadora. 
  • Bandeja de evaporación: su función es la recogida de agua que produce el sistema de refrigeración y se evapora a través de resistencia eléctrica, temperatura ambiente o calor del condensador. A priori no necesita mantenimiento, pero en ciertos casos la obstrucción del orificio de drenaje, el cúmulo de suciedad en la bandeja o una temperatura insuficiente puede causar problemas de eliminación del agua.
  • Limpieza de la unidad condensadora: la limpieza correcta y periódica de la unidad condensadora, además de prevención de fallos, hará que nuestro sistema frigorífico tenga un comportamiento idóneo sin aumento del consumo de energía, de la temperatura de condensación o la pérdida de capacidad de intercambio de calor. El condensador es el componente más expuesto, ya que se encuentra en el exterior del recinto frigorífico, estando expuesto a la acumulación de polvo, insectos, hojas u otros objetos que impiden el flujo del aire.
  • Revisión del compresor: la disminución del consumo energético es una de las mayores prioridades que hay respecto al compresor. Se debe comprobar la tensión de este para que esté comprendida entre los rangos indicados por el fabricante. Otro factor que hace que el consumo del compresor aumente es la sobre vibración del compresor, causada por sus fijaciones. Además pone en riesgo el rendimiento del compresor y tiene un impacto negativo en la vida útil del mismo.
  • Revisión de conexiones y tuberías: la revisión de las conexiones y tuberías es otra acción importante a realizar. El aumento de temperatura, vibraciones, imperfecciones en las soldaduras de las uniones de tuberías, un incorrecto apriete de la tornillería o corrosión dentro del circuito frigorífico genera la pérdida de gas refrigerante, incapacitando al equipo poder enfriar y disminuyendo su eficiencia.
  • Supervisión de las fugas de gas: además de la revisión de fugas de gas en conexiones y tuberías, se debe comprobar si hubiese fugas en compresores, condensadores, evaporadores, filtros o válvulas de presión entre otros elementos frigoríficos. Una correcta revisión detectando fugas de gas evitará un sobrecoste en el rendimiento del equipo además de un coste por la recarga de gas.
  • Revisión de los sistemas de seguridad: la comprobación del correcto funcionamiento de los elementos de seguridad de nuestro sistema de refrigeración puede hacernos detectar fallos de inmediato evitando agravar el problema.

Coreco ha diseñado un configurador de cámaras donde deja a su disposición la elección del equipo que mejor se adapte para las necesidades de su cámara realizando cálculos para poder ofrecer el equipo frigorífico y por tanto el evaporador con una potencia frigorífica ideal a sus necesidades.

Configura la cámara frigorífica que mejor se ajuste a tus necesidades